Aprende a tener un flujo de caja positivo en 6 pasos

Mantener un flujo de caja positivo, es el sueño de todo encargado de las finanzas, sin importar el área. Es uno de esos momentos en los que te sientes realizado en tu trabajo diario, pero lograrlo no es cosa fácil.

Es clave que manejes el efectivo del negocio con el mismo nivel de cautela que los ingresos, gastos y utilidades. De lo contrario, puedes caer en números rojos.

El flujo de caja es un indicador muy importante para conocer la liquidez que tienes y también saber cómo están las finanzas internas. Así que sigue leyendo para saber como mejorar o mantener tu flujo de caja actual.

Consejos para tener un flujo de caja positivo

1. Haz proyecciones realistas

Cuando hagas estimaciones de ventas relacionadas al flujo de caja, no se te puede ir la mano imaginando escenarios en donde todo son flores y arcoiris. Mantén el optimismo a raya y haz proyecciones en base a casos-escenarios pesimistas de las ventas y promedios mensuales.

Y, si vas a realizar estimaciones anuales, es importante que conozca los flujos de entrada y salida de la compañía, y como todo un adivino, te puedas adelantar a los cambios en el mercado que pueden afectar las decisiones de los clientes (nuevos competidores, tendencias tecnológicas, etc).  

2. Recuerda las cuentas por cobrar

Cuando se trata de flujo de caja, no todas las ventas son iguales. Las que se pagan con efectivo o crédito pueden ser tomadas en cuenta para la operatividad en curso. En cambio, en las ventas con términos de pago a 30, 60 o incluso más de 180 días es necesario esperar hasta que se cobren para poder convertirlos en fondos utilizables.

3. Cuenta con un plan de imprevistos

LEE:  Haz que tu PYME crezca con este proceso de cobranza

Los escenarios imprevistos deben considerarse en toda proyección de flujo de caja para garantizar que, cuando se presente la oportunidad, la empresa esté en condiciones de sacar el máximo provecho o rendimiento.

Una empresa que no cuente con un plan de contingencia, no tiene la misma capacidad de responder, que una empresa que tenga un dinero guardado debajo del colchón.

4. Administra adecuadamente tus inventarios

Conoce bien tus inventarios, cuál se vende más rápidamente y cuáles no. En teoría, funciona mejor un producto de alta rotación ya que se logran ventas más rápido.También es conveniente saber cuál producto se pega más y comprar menor cantidad, lo que ayuda a tener más dinero disponible.

5. Negocia plazos mayores de pago con tus proveedores

Al establecer relaciones con los proveedores, busca que los plazos de pago sean flexibles, de modo que puedas tener un respiro en caso de que alguno o varios clientes no le paguen a tiempo.

Si en una situación extraordinaria no cuentas con el dinero para pagar, háblalo con tu proveedor e intenta negociar una extensión del plazo.

6. Revise la relación bancaria.

Si no lo has hecho últimamente, es hora de hablar con tu gestor y ver qué alternativas tiene para ayudarte a mejorar el flujo de caja. Aprovecha para negociar comisiones y todos los gastos y cargos que el banco realiza habitualmente.

Antes de cualquier negociación es imprescindible conocer y cuantificar cuanto negocio le estás generando a cada banco. De esta manera podrás pactar mejores condiciones.

Cómo calcular tu flujo de efectivo

Para calcular tu flujo de efectivo, debes saber con cuánto dinero está comenzando el negocio el primer día del mes. Tu “dinero en efectivo” debe incluir exactamente eso: el dinero que tienes a mano y que está disponible para su uso.

Una vez que sepas con cuánto estás comenzando, restarás todos tus gastos operativos, actividades de inversión y actividades de financiación. Recuerda, estamos hablando de tu flujo de efectivo real, por lo que esto no incluirá ninguna deuda impaga o facturas pendientes.

Después de estos cálculos, si tu saldo de cierre resulta ser mayor que tu saldo inicial, tu flujo de caja es positivo. Si resulta ser más bajo, tu flujo de efectivo es negativo.

Últimos consejos

Para lograr este cometido, tienes dos opciones, o incrementas los ingresos o reduces los gastos, tú ves cual se adaptará mejor al desarrollo de tu negocio. Los que más saben sobre este tema en particular, aconsejan reducir los gastos, porque es obviamente la vía más clara y rápida para obtener un flujo de caja positivo.

El flujo de caja positivo puede ayudarte a mantener las operaciones, adaptarse a las cambiantes necesidades del negocio y asegurarte que la empresa siga funcionando sin problemas.

Utiliza estos consejos para mejorar el flujo de efectivo del negocio y mantener la empresa ágil para afrontar nuevos retos, que seguro vienen en camino.

Más artículos que podrían interesarte:

¿Eres tú o son tus clientes? Descubre la razón porqué no pagan a tiempo Llegó fin de mes y la Sra. Torres sigue sin cancelar el monto pactado. Todos los meses te da una excusa, le has dado miles de posibilidades y planes p...
Elimina las dudas sobre cómo cobrar un servicio por Internet Actualmente en la Web puedes encontrar cientos de plataformas de pago que te permiten integrar este servicio en tu negocio y cobrar a través de Intern...
Guía práctica: Cómo cobrarle a mis clientes de manera más efectiva Si piensas que no existe un manual paso a paso para hacer cobros de manera más efectiva a los clientes, estás equivocado. Hay cientos de estrategi...
Actualízate con las estrategias de cobro que están de moda No te limites a estar en voga solamente cuando de belleza o ropa se trata. Cuando hablamos de tecnología y de procesos novedosos también puedes estar ...
Mi cliente no responde mis recordatorios de pago: ¿Qué puedo hacer? Sabemos que a veces a pesar que aplicas todas las técnicas de una cobranza eficiente y envías los recordatorios de pago a tiempo esto no siempre funci...

Start typing and press Enter to search

cobrador de carterasun cliente no me paga una factura que puedo hacer