Las fintech y los métodos de pagos móviles: El futuro de la cobranza

Las fintech han llegado para quedarse. 

Desde su irrupción en el mercado económico, estas startups han promovido una serie de cambios en varios sectores financieros.

Los métodos de pago han sido uno de los principales en revolucionar.

Según Persistence Market Research, los medios de pagos móviles tendrán una tasa de crecimiento anual compuesta del 41,4% hasta 2026.

Este crecimiento promedio es la razón por la que muchas startups de pagos, especialmente aquellas centradas en el consumidor, ven el móvil como un canal primario.

En la actualidad contar con medios de pago modernos, se considera una entrada para la inclusión financiera.

Escenario que están promoviendo las fintech, a través de los pagos móviles mayormente.  

Los números lo avalan

De acuerdo con el empresario, informático y filántropo Bill Gates, en el año 2030, dos mil millones de nuevos clientes utilizarán sus teléfonos móviles para ahorrar, prestar y hacer pagos.

Según encuestas que vienen realizando diversas Fintech en toda Latinoamérica y en Europa, en la actualidad solo el 40% de los clientes de cientos de comercios entrevistados usa aplicaciones móviles para realizar pagos.

El 61% de estos cree que en los próximos cinco años, más del 60% de sus compradores utilizará aplicaciones móviles para acceder a este tipo de servicio financiero.

Si bien estas opciones son lanzadas para los consumidores, desde el punto de vista de la cobranza, lo que resta es adaptarse a los cambios.

Establece métodos de pago móvil en tu negocio y permítele a tus clientes que te paguen por esta vía.

Así la cobranza será menos tortuosa y la comunicación con el usuario será más fluida y directa.

Existen retos aún

A pesar de todos los avances en pagos móviles que hay en la región, aún hay desafíos para promover una verdadera inclusión de pagos digitales.

Por ejemplo, de acuerdo a una publicación hecha por el Fondo Multilateral de Inversiones existe la necesidad de expandir la eficiencia de las redes de Puntos de Venta.

Estas deben ser capaces de facilitar servicios financieros donde se realizan la mayoría de los micropagos de poblaciones vulnerables.

En varios países, incluidos Brasil y Chile, la red POS no acepta todas las franquicias, o no acepta tarjetas emitidas por operadores no bancarios.

Esto representa un porcentaje significativo de retraso en cuanto a expansión del servicio respecta.

Es necesaria la rapidez y seguridad

La rapidez y seguridad en estos procesos de pago son los principales factores que exigen los consumidores.

La inmediatez debe ser el rey, todavía hoy una transacción de cobro y pago de un servicio puede tardar minutos en vez de segundos.

Eso es inaceptable en la actualidad, y es algo que las fintech están solventando.

Las nuevas versiones o metodologías para hacer más seguras estas transacciones ya cobran más seguidores.

La creación de “tokens” o aplicaciones que generan claves de seguridad para activar una gestión de pago son muy utilizados.

Los bancos le dan la bienvenida

Durante años las entidades financieras se caracterizaron por ser instituciones rígidas, con parámetros y procesos estandarizados.

Por décadas solo ocasionaban malestar a sus clientes, pero como la tecnología llegó para quedarse, tuvieron que subirse a la ola de cambios.

Ahora los bancos juegan un papel muy importante, ya en Latinoamérica un 81% de las entidades bancarias están ofreciendo aplicaciones móviles para transacciones rápidas.

Un claro ejemplo de esto es el Banco Estado de Chile, que creó una aplicación de pago en septiembre de 2016.

MovilBancoestado, vinculada a su popular CuentaRUT, llegó a 600,000 clientes en cuestión de meses.

Pocos medios de pagos: ventas perdidas y cobros retrasados

Acorde a una investigación hecha por el Instituto Baymard, la mitad de las compras en línea se abandonan porque el negocio no cuenta con medios de pagos móviles.

Esto se traduce en una venta perdida. Y en los casos donde no se abandona la compra, el proceso de pago se ralentiza.

En ocasiones, alcanzando hasta más de dos semanas el tiempo en el que se tarda el cliente en cancelar la deuda.

Las proyecciones pronostican que las fintech revolucionaran la escena de los pagos en los próximos años y que los bancos serán una parte importante en este proceso.

El Informe Fintech 2017 de PwC, dice:

El 82% de los empresarios aumentarán sus relaciones con este sector en todos los ámbitos dentro de los próximos tres a cinco años, con un 20 por ciento de rendimiento esperado de la inversión de estos proyectos.

Por ello, es necesario que como dueño de un negocio o encargado de una actividad comercial estés al día con todas estas innovaciones que traerán las fintech en el área de los pagos.

De esta forma, realizarás tus cobros a través de estos y darás más oportunidades a tus clientes de cancelar de forma fácil y rápida.     

Más artículos que podrían interesarte:

No descuides tu departamento de cobranza ¡Aprovéchalo al máximo! Sin ánimos a exagerar, el departamento de cobranza es el corazón de todo negocio. De allí dependen muchas cosas: la estabilidad financiera, el flujo d...
Reduce tu trabajo administrativo así de fácil Montañas de papeles, facturas, cuentas por cobrar, trámites, reuniones, trabajo sin fin, es el pan de cada día de los administradores. No resulta extr...
Tu negocio no es alcancía: Que tus deudas personales no lo afecten Así como no se mezclan el agua y el aceite, tus finanzas personales y las de tu negocio tampoco. Ambas siempre deben ser manejadas de manera individua...
Los bancos se unen a los cambios y mejoran sus estrategias de cobranza Siguiendo la nueva tendencia de usar la tecnología en las finanzas, las entidades bancarias del mundo y en especial de América Latina decidieron actua...
Lleva tu negocio al siguiente nivel con estos útiles consejos ¿Llevas tiempo tratando de mejorar la productividad de tu negocio, pero hasta los momentos no has dado en el clavo? Si buscaste ayuda, y aun así tus n...

Start typing and press Enter to search

pagos al díaNecesito aumentar la efectividad en la cobranza