¡No te dejes engañar! Mitos y verdades sobre los pagos en línea

El tema de los pagos en línea sigue rodeado por una nube de mitos que hace que muchos desconfíen de este novedoso sistema y peor aún, que existan empresarios, administradores e inclusive clientes que no crean en el comercio electrónico y sus ventajas.

No te quedes con las ganas de crecer y querer darle a tus clientes el mejor servicio solo por temor o por simple desconocimiento. Los pagos en línea llegaron para quedarse y no serás tú quién se quede atrás.  

En esta oportunidad, daremos paso a las verdades sobre los pagos en línea, cómo te benefician y cuales son tus opciones al momento de tomar la decisión hacía el comercio electrónico.

Mitos y verdades sobre los pagos en línea

1. Los pagos en línea son solo para las empresas grandes

Error. La principal atracción que tienen los pagos en línea es dar la oportunidad a empresarios y emprendedores de expandir sus canales de pago y brindar una mejor experiencia de servicio a sus clientes, en especial este canal es más rentable para las PYMES.

2. Solo puedes vender en línea si tienes una página web

Aunque lo recomendable es tener una página web, esto no impide que comiences a vender y a recibir pagos en línea. Hay soluciones como Botón de pago o Solicitud de pago.

Existen pequeñas aplicaciones que te permiten gestionar tus ventas y pagos por correo electrónico o redes sociales.

3. Una tienda en línea es costoso

Ciertamente, la creación de una tienda en línea implica una inversión de dinero un poco alta, pero a largo plazo es la opción más económica si no quieres tener una tienda física por los momentos.

Piensa lo que te puedes ahorrar en alquiler de local, servicios públicos, pago de personal, entre otros.  

4. Los clientes prefieren las opciones clásicas de pago

LEE:  Todo lo que debes saber acerca de las empresas de cobranza

Esta es la más grande mentira de todas. Mientras más métodos de pago le ofrezcas a tus clientes mejor servicio prestarás, bajarás las tasas de pagos retrasados y podrás llegar a clientes nuevos.

5. No es seguro implementar los pagos en línea

En este caso debemos partir del hecho de que ninguna transacción financiera sea en línea o no es 100% segura.

Cuando se trata de este tema la respuesta es que como comerciante debes asegurarte de escoger el proveedor de pagos en línea más confiable que puedas encontrar evaluando lo que ofrece y comparándolo con lo que de verdad necesitas.

Un consejo útil, y que en muchos casos da mayor confiabilidad al sistema es que la URL de la página en la que se encuentra el sistema de pagos cambie a https.

Para una medida adicional de seguridad se recomienda que muestre un certificado de seguridad en el proceso de pago en línea. Esto puede provenir de su proveedor y tranquilizará a sus clientes cuando realicen su pago.

6. Requiere de mucho tiempo

Salvo que tu conexión a Internet sea pésima, realizar un pago en línea no debe tardar más de 10 minutos, y el procesamiento posterior para que ese pago llegue a tu cuenta bancaria generalmente está listo en dos días hábiles. 

7. Solo puedes aceptar tarjetas de crédito

Este último mito es desarmable. En Argentina, por ejemplo, 4 de cada 10 compras online registradas por PayU se pagaron en efectivo; el 42% de las transacciones se hicieron a través de plataformas de pagos en efectivo.

Algunos de los medios de pago en efectivo más populares son: Rapipago, PagoFácil (Argentina y Chile), Efecty, Baloto (Colombia), Oxxo, IXE (México), BCP (Perú) y Boleto (Brasil).

El Internet seguirá creciendo y trayendo mejoras para el comercio electrónico, tu deber será no quedarte atrás y avanzar junto a la tecnología, y más aún, si esto representa mejoras para tu negocio. Las opciones para crecer están a la mano, solo debes confiar en ellas.

RelatedPost

Start typing and press Enter to search

averiguar deudasCómo puedo reducir mi departamento de cobranza