Toma la decisión adecuada.¿Despedir o reubicar a los trabajadores?

Cuando las cosas no van muy bien en la empresa y las ventas e ingresos están bajos, tu primera opción siempre es pensar en la reducción de personal para recortar los gastos. Pero, ¿es está la única opción que tienes para reducir un departamento?

La reubicación de personal en áreas de tu negocio donde puedan desempeñar funciones integrales es otra salida menos traumática, y que puede traer beneficios ya que estarás potenciando posibles puntos débiles que tengas en el resto de las direcciones o departamentos que integran tu empresa.

Decidir si despedir a un trabajador o reubicarlo, dependerá de muchos factores. Algunos de ellos son la realidad económica de tu empresa, en el caso de la reubicación si será temporal o definitiva, si el empleado merece una oportunidad de quedarse o no, entre otros.

Para ayudarte a decidir cuál opción es la mejor para ti te traemos los aspectos más destacados de cada una. Evalúa el escenario en el que te encuentres y define si te conviene más despedir a un empleado o reubicarlo.

Cuando se trata de una reubicación debes tener en cuenta que:

1. Si la reubicación que harás es a corto plazo o un acuerdo permanente, debes tomar las medidas necesarias para protegerte, porque es posible que el empleado pueda llegar a violar el contrato o haga reclamaciones innecesarias.

2. Es posible que el empleado rechace la reubicación. En ese caso notifícale al empleado con algo de anticipación para que así puedan llegar a un acuerdo de existir alguna objeción por su parte.

3. Especifica los términos de la reubicación. Aclara la duración de la misma. Si implica una remuneración mayor. El trabajo a desempeñar y sobre todo el área donde estará asignado.

4. Si los problemas se están presentando en determinado departamento, como por ejemplo el de cobranza, la reubicación te permitirá evaluar otras capacidades de tus empleados y estudiar en qué área pueden ser de utilidad para que refuercen aspectos en otros departamentos.

5. Cuando reubicas a un empleado te ahorras los gastos monetarios que vienen con un despido. Los arreglos, el pago de prestaciones, una cancelación doble si las leyes laborales de tu país así lo indican.

6. Si consideras que los problemas que está atravesando la empresa son puntuales y se pueden solventar a mediano plazo, el reubicar a un personal te evitará perder un miembro útil y contar con él a futuro.

En el caso de un despido el escenario se vuelve un poco más complicado

1. Reducir el personal en un departamento no es fácil, ya que se debe tomar con sumo cuidado y detalle para llegar a un buen término con el empleado.

2. Decidir con cuál o cuáles trabajadores culminarás la relación laboral es un poco difícil, debes evaluar cuál cumple los requerimientos que necesitas para mantener a flote tu empresa. Quién puede cubrir varias áreas. También la antigüedad dentro del negocio o la jerarquía que pueda tener son factores que debes tomar en consideración.

3. Si la empresa está atravesando por problemas económicos realmente serios, y tus evaluaciones te arrojan que no se resolverán a mediano plazo, la mejor opción es la reducción del personal. Si bien al momento te representará un gasto importante, a largo plazo ahorrarás recursos que usabas para pagar nómina.

4. Debes tener cuidado con afectar la productividad. Reducir el personal no implica trabajar menos, sino capacitar a los empleados que te quedan para que potencien las áreas que lo necesiten y salir a flote al mantener una estabilidad.

5. Cuando hayas definido el grupo de personas que te acompañarán, habla con ellos, destaca cuáles serán los nuevos retos por los que atravesará la empresa, para que sepan con claridad cuáles son los esfuerzos que deben realizar y hazles saber que cuentas con ellos para alcanzar el éxito.

Consejos finales

Antes de reducir o reubicar a tu personal, pon a prueba alguno de estos consejos rápidos y asegúrate al 100% de estar tomando la mejor decisión.  

• Revisa tus costos. El mal uso de la papelería, consumo excesivo de luz, agua o maquinaria puede estar generando gastos innecesarios, los cuales puedes recortar y redirigirlo hacia las áreas que más necesites.  

• Renueva. Si el problema que estás presentando es por ingresos en tus ventas, fíjate a tu alrededor, evalúa lo que están haciendo los otros negocios que están en tu mismo ramo y determina si eso te puede ayudar.  

• Flexibiliza horarios. Explícales a tus empleados que la empresa está pasando por un momento difícil. Plantéales la opción de trabajar 4 de 5 días a la semana o sólo medio tiempo.

• Trabajo desde casa. Existen algunas funciones dentro de las empresas que pueden ser desarrolladas desde el hogar de cada uno de los trabajadores. Eso te puede representar un ahorro en bono de traslado, gastos en la oficina, entre otros.

Ya con todos estos datos, estás listo para hacer las evaluaciones necesarias y ver si en realidad lo que te conviene es reducir un departamento de tu empresa o reubicarlos.

RelatedPost

Start typing and press Enter to search

Porque mis clientes no están pagando al díaTareas administrativas en una oficina